13 de diciembre de 2007

LA GALLINA DEL DESIERTO

En la I Baja Canarias Mauritania, después de las tres primeras etapas de recorrido y habiendo llegado a Chinguetti, una maravilla de la naturaleza adversa del desierto, ciudad, semisepultada por el avance del mar de dunas. Después de la cena nos planificamos la charla de la siguiente jornada, en la que había que tomar decisiones no al gusto de todos. En la reunión se formaron dos bandos con muchas incertidumbres y caras largas de algunos, ante la decisión de afrontar una etapa realmente dura con 700 km. para poder alcanzar el objetivo final en tiempo, había cierta tensión en el ambiente por algunos cansancios y cortos entendimientos y en un momento dado nuestro amigo Nacho tuvo la feliz idea de empezar a Cacarear como las gallinas... se le empezaron a sumar en coro de gallinero, el bando de los que estaban de acuerdo con hacer esa etapa y continuar con el proyecto. Y aquello nos rememoró y nos picó el orgullo, tanto, como que a partir de ese momento, nadie que oyera cantar la gallina, se rajaba... sinceramente después de aquello, la gallina se empezó a hacer famosa en las reuniones y salidas moteras cuando la gente no se comportaba o simplemente como mofa cariñosa a los colegas que de alguna manera no cumplían. De hecho ha sido así, ya nadie concibe la gallina, sin el aguijón a la moral y al buen rollo motero de tirar en horas bajas y tragar lo negativo. Además y por supuesto la sana guasa en las tabernas. De esta historia nació nuestra gallina Tuareg. O la gallina del desierto.

No hay comentarios: